fbpx

Dia 12: Despierta Hijas de Zion

Abr 26, 2021 | The Jesus Fast 2021

Transcripción Del Video

Hola a todos. Esta es Patricia Bootsma. Quiero empezar hoy con una historia. Yo era una niña que creció en Canadá en una granja y tenía 5, 6, 7, 8 años. Y quería orar, y lo hice, por el pueblo Judío casi todos los días. En cierto sentido, ni siquiera me convertí hasta los 12 años, pero recuerdo haber escuchado las historias de mis padres que crecieron en los Países Bajos durante la ocupación nazi en esa tierra.

Mi papá tenía 15 años cuando terminó la guerra y recuerdo las historias de cómo decían que los niños Judíos desaparecerían de su salón de clases uno por uno, o que cerraban las tiendas Judías. Y otras historias, incluso en la casa de mi madre, que mi abuela albergaba a Judíos, así como a cualquier persona que necesitara comida.

Vivían cerca de la ciudad de Rotterdam, la cual tenía muchos bombardeos y había deportaciones que estaban ocurriendo en los campos. Y mi mamá se despertaba por la mañana con los niños en la cama con ella y, a veces, habían niños Judíos a los que ayudaban hasta que iban a otras casas seguras.

Solo recuerdo haber sido cautivada por estas historias. Y obviamente teniendo  un corazón de Dios para el pueblo Judío, ni siquiera conociendo a un Judío, creciendo en una granja. [y] Luego, más adelante en mi vida, como saben, estudiando las Escrituras y dándome cuenta de que Dios tenía un pacto eterno, a través del pacto de Abraham, sobre el pueblo Judío, para el pueblo Judío.

Y comencé a estudiar la palabra y entender más y luego fui a Israel. Saben, Durante 14 años he dirigido giras por Israel con mi esposo. Pero todo lo que quiero decir es que algo está sucediendo en este día en esta hora de la conexión de los puntos.

Incluso en mi propia vida, ese es el Señor que dice: «Ahora es el momento de levantar a las Ana’s». Ana que, en el templo, ministraría al Señor, para acompañar a los Simeones, quienes buscarían y reconocerían el día y la hora de la visitación del Señor.

Y hay tal conexión, y lo sabes que en Mateo 23, donde dice donde Yeshua Jesús dice que no volverá hasta que el pueblo Judío, los líderes de Israel dirían: “Bendito el que viene en nombre de el Señor”, así que tú y yo, la iglesia Gentil, tenemos un interés personal, que hay algo por lo que Dios nos está llamando a orar como un nuevo hombre por el pueblo Judío.

Hay tantos remolinos proféticos en este tiempo, en este día, en esta hora. Que el señor está diciendo: “Ahora es el momento de clamar, de orar. Ahora es el momento de preocuparse de verdad». El antisemitismo está aumentando en toda la tierra. [y] Solo recuerdo las historias en los Países Bajos y en Alemania cuando las iglesias se reunían los domingos y cómo a veces estaban cerca de las vías del tren, donde los vagones de ganado cargados con los prisioneros Judíos a punto de ir a Auschwitz u otros campos.

Y a veces lo que pasaba, los pastores decían, «todos cantan más fuerte ahora cantan más fuerte», para ahogar el grito de estos que van a una muerte casi segura. Y me siento obligado a decir, ¿dónde están las lágrimas de la iglesia Gentil? Como dijo Pablo en Romanos 9:1 acerca de que él tenía “angustia de corazón” y “gran trabajo”, que su pueblo llegaría a conocer el conocimiento de la verdad del Señor.

Que ellos lo conocerían y siento últimamente que hay algo que se avecina en mi vida y solo quiero invitar a todos a este ayuno, a este llamado de oración. Que clamemos con un llamado unificado para decir: “Yo seré uno que derramaría lágrimas. Seré uno que sería un vigilante en la pared.

Sería uno como los Dietrich Bonhoeffers y los Corey ten Booms, que me importaría y oraría, y conocería la palabra lo suficiente como para estar en la verdad de lo que el Señor dice. Ustedes saben, como el padre de Corey ten Boom, a quien se le dio la oportunidad de regresar a su casa si simplemente paraba de ayudar a los Judíos. Y él dijo: «Iré a la cárcel porque si otro Judío toca mi puerta, seguramente los ayudaría».

Y entonces hay algo que viene en el planeta tierra que ni siquiera vemos exactamente en su totalidad, pero quiero llamarnos, nosotros la iglesia Gentil, a llorar, a orar, a preocuparnos, a buscar al Señor en lo que se refiere a Su primogénito Israel. Para que lo conocieran así en este ayuno, solo honro a Lou como un Simeón moderno.

Creo que ahora hay un llamado para que las Anas vengan, y vengan junto con los Simeón, y oren y clamen ante el Señor. Solo quiero invitarte a esto. Le agradezco a Dios por todos los que están orando y les agradezco a ustedes por el viento en sus espaldas en este ayuno, el que nos fortalece en esto, a través del poder del Espíritu Santo, Quien se preocupa tan profundamente por su primogénito. Amén y amén. Dios los bendiga.

ÚNETE

AYUDA A FINANCIAR ESTA INICIATIVA

ENVUÉLVETE

RECURSOS PARA EL AYUNO

Lou Engle Ministries exists to mobilize fasting and contending prayer, to envision and empower Stadium Christianity, and to mobilize justice prayer movements into the nations of the earth. 

© LOU ENGLE MINISTRIES 2021

Pin It on Pinterest

Share This