fbpx

Dia 26: Desde la sala de Calderas

May 9, 2021 | The Jesus Fast 2021

Transcripción Del Video

Señor Jesús, te agradezco que hayas cumplido ese pasaje de Isaías. Hiciste tu ayuno de 40 días y saliste en el poder del Espíritu Santo, y dijiste “los que se sientan en tinieblas verán una gran luz“. Señor, te pedimos en este ayuno que está sucediendo en todo el mundo, desata esa gran luz. Que Dehli vea una vez más a Yeshua, envía a los apóstoles Judíos con señales, milagros y maravillas. 

Desata la unción 4:18 sobre todo un nuevo ejército de evangelistas en Israel. Señor, deja que este ayuno sea un comienzo. Señor, donde los que se sientan en el valle de la sombra de muerte vean una gran luz. Señor, desata el ayuno de Yeshua por otra luz brillante que resplandezca sobre los pueblos Judíos en todo el mundo. En el nombre de Jesús, gracias. Los cielos se abren sobre Israel. Creemos por sueños de Yeshua. Ven, ven a tu propio pueblo Dios viviente. Es hora, es hora en el nombre de Jesús.

Solo quiero orar de Romanos 9:3 y 4: «Porque podría desear que yo mismo fuera anatema y separado de Cristo, por el bien de mis hermanos, mis parientes según la carne». Dice que son israelitas y a ellos les pertenece la adopción, la gloria, los pactos, la entrega de la ley, la adoración y las promesas. Estaba leyendo eso el otro día y el Señor dijo: «ya sabes, el movimiento de adoración le pertenece a Israel». Padre, reconocemos que podemos adorarte a través del camino nuevo y vivo. A través de tu hijo Jesús, tenemos el privilegio de adorarte.

Reconocemos que la adoración pertenece a Israel Señor. Dios, simplemente decimos como Pablo, ¿moldearías ese corazón dentro de nosotros Dios? El corazón de Cristo que diría, que sacrificaríamos lo que tenemos en Jesús para que ellos pudieran venir al Señor. Así que Padre, simplemente te los damos a ti hoy Dios. Te pedimos una revelación de Yeshua Dios al pueblo Judío, una revelación del Dios mesías, de Jesucristo de Nazaret, Señor.

¿Lo reconocerías por el poder de tu Espíritu y permitirías que hubiera un movimiento de adoración que salga del pueblo de Israel? Dios. Que haya un movimiento de adoración que salga de Jerusalén, del Dios Judío mesiánico, un verdadero movimiento de adoración que comience, que encienda algo en los corazones de Tu pueblo. Simplemente profetizamos y declaramos a Dios como dice en tu palabra, que la adoración pertenece a Israel, en el nombre de Jesús.

[Canción] La adoración pertenece a Israel. Que haya un cambio y un movimiento de adoración en Jerusalén.

Que vuelva la adoración, que vuelva la adoración, que vuelva la adoración a Israel.

Que vuelva la adoración, que vuelva la adoración

[orando] Suelta el tabernáculo de David

Que vuelva la adoración, que vuelva la adoración, que vuelva la adoración, que vuelva la adoración a Israel.

[orando] desde el aposento alto suelta el tabernáculo de David

[canción] Tabernáculo de David vuelve.

Que vuelva la adoración, que vuelva la adoración, que vuelva la adoración a Israel.

[Orando] «Devolveré el tabernáculo caído de David para que los Gentiles vengan a mí».

Que vuelva la adoración, que vuelva la adoración, que vuelva la adoración a Israel.

Desata de nuevo la unción de David en Israel.

Libera el Espíritu del tabernáculo de David, abre el tabernáculo celestial.

[cantando] que el sonido de la alegría venga de nuevo de Israel, ¡oh! Deja que el sonido de la alegría venga de Israel nuevamente.

[Orando] Padre, invocamos el sonido de tu propio corazón una vez más. Cuando dices: «He encontrado a David en las colinas de Belén». Dios, adoración, niños en Tel Aviv Señor, pedimos la unción de adoración. Trae una doble porción a una nueva generación. Suelta los sonidos del avivamiento en la unción de adoración.

[cantando] Cántico de David, regresa a Jerusalén. Que el cántico de David regrese a Jerusalén. Que los cánticos de David regresen a Jerusalén. Que los cánticos de David regresen a Jerusalén.

[orando] Llámalo. ¡Llámalo!

[cantando] Que los cánticos de David regresen a Jerusalén. Que los cánticos de David regresen a Jerusalén. Que los cánticos de David regresen a Jerusalén. Que los cánticos de David regresen a Jerusalén.

Que regrese la adoración. Que regrese la adoración. Que regrese la adoración.

Que regrese la adoración. Que regrese la adoración. Que regrese la adoración.

Que los cánticos de David se eleven en Jerusalén. Que los cánticos de David se eleven en Jerusalén.

Que los cánticos de David surjan en Jerusalén. Que los cánticos de David surjan en Jerusalén.

[min 6:47] Que suenen los latidos del corazón, que canten los cantantes, que bailen los bailarines, de nuevo en las calles. Que los percusionistas toquen y deja que los cantantes canten. Y que el corazón regrese a las calles. ¡O! Que toquen los tambores y que canten los cantantes, que bailen los bailarines, que bailen los bailarines de nuevo en las calles de nuevo en las calles. Deja que los tambores toquen, que los tambores toquen, que canten los cantantes, que canten los cantantes.

Que los bailarines bailen en las calles de nuevo. El cántico de David se levanta en Jerusalén.

Que los cánticos de David surjan en Jerusalén. Que los cánticos de David surjan de nuevo en Jerusalén.

Los ojos del Señor van y vienen por todo Israel buscando a alguien cuyo corazón sea completamente Suyo. O, que tu corazón se cumpla, Señor, que se diga que he encontrado a David, un hombre conforme a mi corazón. Por todo Israel, el Señor comienza a visitar a los niños Judíos. Llámalos por sus nombres. Envía sueños; envía revelación. O, que se diga: «he encontrado a David, he encontrado a mi hombre, mi mujer”. [oración en lenguas]

[orando y cantando] Levántate en Jerusalén, que el corazón de David sea encontrado, que el corazón de David sea encontrado.

[Orando] He encontrado a David.

[cantando] Ooo. Encuentra a los adoradores, encuentra el corazón que adora.

Encuentra un corazón Judío, gritando: «una cosa he deseado».

Encuentra un corazón Judío, gritando: «una cosa he deseado».

Encuentra un corazón Judío, gritando: «una cosa he deseado».

Encuentra un corazón Judío, gritando: «una cosa he deseado».

La única cosa deseada.

[Oración] Te agradecemos que es posible porque dijiste que está hecho. Señor, la puerta está abierta para Israel. La puerta está abierta Jesús por tu sangre y tu cuerpo. Padre, te damos gracias por tu hijo Jesús. Te damos gracias Señor porque Él está entronizado. Te damos gracias Jesús. Tu salvación ha llegado. Está cerca, está cerca. Lo declaramos hoy, Señor. Porque tu bondad ha puesto el temor en nuestros corazones porque Tú eres tan bueno. Tu gloria es tanta Señor. Decimos sí y amén, Señor, a las promesas que tienes. Sabemos que ya estamos caminando en el cumplimiento porque tú lo dijiste Señor. Solo tú podrías haberlo hecho Señor, nadie más, nadie más. Solo eres tú. Así que no nos esforzamos; confiamos en ti porque eres bueno Jesús. Gracias por tu salvación. [música]

[canción] Por tu sangre, por fe. Israel regresa. Por tu sangre, por tu plan. Israel regresa, porque el Cordero de Dios ha ganado.

Vuelvan a Dios, vuelvan y nos regocijaremos. Vuelvan y nos regocijaremos. Vuelvan, hermana mayor, vuelve y nos alegraremos. Vuelve y estaremos felices.

[oración] Padre, oramos para que los Judíos mesiánicos puedan regresar a la tierra y a su ley de Aliyah para que una cuarta ola de Aliyah regrese a la tierra. Que los Judíos mesiánicos puedan pasar por eso, Señor, y volver a la tierra llenos del Espíritu del Señor. Judíos mesiánicos llenos del Espíritu, para poder volver a la tierra Señor. Causa que Israel tenga celos para poder volver a la tierra. Llamamos a las hijas y a los hijos de Sion para que regresen a la tierra. Señor, confiamos en que lo harás. Confiamos que está en tu corazón Señor. Lo revelaste Señor, lo que demuestra que lo estás haciendo.

Proclamamos que esa ley será aprobada en el nombre de Jesús. En el nombre de Yeshua. Señor, que vuelvan llenos del Espíritu del Señor. Que vuelvan a la tierra desde todo el mundo, Señor. Despierta a esos, lo harías. Aquellos que están llenos del Espíritu que reconocen a Jesús como el Mesías, que se despierten a las raíces Judías del Señor, que oren por Israel. Para orar, oro para que mi propio pueblo sea salvo, Señor. En el nombre de Yeshua. Hazlo, Señor. Confiamos, declaramos que una cuarta ola de Aliyah surgirá en el nombre de Yeshua Ha Mashiach.

[Canción] Aquí viene otra ola. Aquí viene otra gloria. Aquí viene otra ola. Aquí viene otra gloria. Aquí viene otra ola. Aquí viene otra gloria.

[oración] El Ellyon, Dios Altísimo. El Shaddai, Dios de la montaña, te invocamos. Como la raíz es buena, pedimos que las ramas se vuelvan a injertar en el Padre. Que el olivo silvestre reconozca que Israel es elegido y que ha sido afectado por 2000 años por el diablo. Es hora de girar nuestros corazónes a los Hebreos y reconocer que son los elegidos.

Que nuestro corazón se abra a ellos y los amemos. Para que tu pueblo encuentre los muros y abra sus puertas y clame por Yeshua, Hosannah al Altísimo. El tocado, restauramos, vestiduras de alabanza, Jesús sabemos que tu corazón es para Tu gente. Reclama a Tu gente, reclámala. Que venga la plenitud de los Gentiles. Haz llover tu Espíritu Santo, aplasta e inunda el cuerpo. El avivamiento, el avivamiento completo para los Gentiles, sé restaurado en el nombre de Jesús.

[Canción] Aquí viene otra ola. Aquí viene otra gloria. Aquí viene otra ola. Aquí viene otra gloria. Aquí viene otra ola. Aquí viene otra gloria. Aquí viene otra ola. Aquí viene otra gloria.

[oración] Jesús cuando estamos de acuerdo con el grito de tu corazón, estamos de acuerdo con el clamor de tu corazón cuando clamaste en Mateo y dijiste: “Oh Jerusalén, Jerusalén, cuantas veces he reunido a tus hijos como la gallina junta a sus polluelos debajo de sus alas, pero no quisiste, mira tu casa te ha dejado desolada, porque te digo que no me volverás a ver hasta que digas ‘Bendito es El que viene en nombre del Señor’“. Así que ahora mismo hacemos, llamamos, contendemos, y clamamos para que ese grito salga de tus hijos en Jerusalén ahora mismo. Decimos: «Bendito el que viene en el nombre del Señor». Ojalá los escuchemos clamar ahora mismo: «Bendito el que viene en el nombre del Señor». Ven Yeshua. Escuchemos el clamor de la boca de Tus hijos ahora mismo en Israel: «Bendito el que viene en el nombre del Señor».

[canción 18:07] Bendito el que viene en el nombre del Señor. Aquí viene otra ola. Aquí viene otra gloria. Aquí viene otra ola. Aquí viene otra gloria. Aquí viene otra ola. Aquí viene otra gloria. Aquí viene otra ola. Aquí viene otra gloria. Aquí viene otra ola. Aquí viene otra gloria. Aquí viene otra ola. Aquí viene otra gloria.

Aquí viene otra ola. Aquí viene otra gloria. Aquí viene otra ola. Aquí viene otra gloria.

[oración] ¿Puedes ver esa ola? Llamamos, invocamos una ola de gloria.

[canción] Aquí viene otra ola. Aquí viene otra gloria. Aquí viene otra ola. Aquí viene otra gloria.

[Oración] ¡Ven Espíritu Santo!

[canción] Aquí viene otra ola. Aquí viene otra gloria.

[Oración] Visita los aposentos altos de Israel. Desata las lenguas de fuego.

[canción] Aquí viene otra ola. Aquí viene otra gloria. Aquí viene otra ola. Aquí viene otra gloria.

[Oración] ¡Ven Espíritu Santo!

[canción] Aquí viene otra ola. Aquí viene otra gloria. Aquí viene otra ola. Aquí viene otra gloria.

[oración] ¡Profetizamos!

Aquí viene otra ola. Aquí viene otra gloria. Aquí viene otra ola. Aquí viene otra gloria.

[Oración] Los estamos llamando a casa. Dijiste que derramarías tu Espíritu. (oración)

Aquí viene otra ola. Aquí viene otra gloria. Aquí viene otra ola. Aquí viene otra gloria.

[oración] Profetícelo. Profetícelo.

Te hablamos a ti, pozos de Israel, sube, sube, rompe, rompe. Hablamos al pozo en Israel, sube, sube, despierta. Hablamos al pozo en Israel, sube, despierta, despierta ahora. Hablamos del lamento en Israel, sube, despierta, despierta, despierta ahora. Hablamos al pozo en Israel, sube, despierta, despierta ahora.

Le estamos hablando al pozo en Israel

Hablamos de los pozos en Israel sube, sube, sube ahora.

Hablamos de los pozos en Israel sube, sube, sube ahora.

Hablamos de los pozos en Israel sube, sube, sube ahora.

Aquí viene otra ola. Aquí viene otra gloria. Aquí viene otra ola. Aquí viene otra gloria. Aquí viene otra ola. Aquí viene otra gloria. Aquí viene otra ola. Aquí viene otra gloria.

[oración] Ahora mismo estamos despertando la profecía, canta a los pozos.

Hablamos de los pozos en Israel, suban suban ahora. Hablamos de los pozos en Israel, suban suban ahora. Hablamos de los pozos en Israel, brota, brota, brota ahora. Hablamos a los pozos en Israel, brota, brota, brota ahora.

[Oración] Suelta el baptism del Espíritu Santo.

Brota, brota, brota, ahora.

[oración] Ríos de agua viva.

Brota, brota, brota, ahora.

[oración] Profetizamos,

Brota, brota, brota, ahora.

[oración] Brotarán como hierba entre los lugares desolados. Se levantarán en los brazos de Jacob. Llamamos a los jóvenes Judíos al bautismo del Espíritu Santo.

Brota, brota, brota, ahora.

¡Sube, oh pozo!

Ohhh, brota, brota, brota tu gloria ahora.

Padre, solo quiero, la razón por la que nos diste este sueño de Rut. Simplemente quiero tomar mi posición en los cielos en este ayuno y soltar la promesa de Rut en las cuatro esquinas de la iglesia Gentil. En todas partes. El despertar que está sucediendo en mi propio corazón. Quiero soltar ese despertar con lo que late tu corazón. Tu pueblo será mi pueblo, Tu Dios será mi Dios, ¿te unirás a mí ahora mismo? Dios vivo, suelta la promesa; suelta la promesa de Ester en los cielos. Desátala en toda la iglesia Gentil. Deja que las 4 Ruts giren sus corazones hacia ti. Reúne a Rut y Noemí, que salga un nuevo hombre. Suelta a Rut en esta hora en el nombre de Jesús.

[Canción] Un hombre nuevo.

ÚNETE

AYUDA A FINANCIAR ESTA INICIATIVA

ENVUÉLVETE

RECURSOS PARA EL AYUNO

Lou Engle Ministries exists to mobilize fasting and contending prayer, to envision and empower Stadium Christianity, and to mobilize justice prayer movements into the nations of the earth. 

© LOU ENGLE MINISTRIES 2021

Pin It on Pinterest

Share This