fbpx

«Como el Creador es más grande que lo que ha creado, así es el poder ejercido por el Cristiano a través del ayuno y la oración que el que ejerce el científico atómico.» – Franklin Hall 

Los próximos tres días devocionales pueden ser repasos para muchos de ustedes, pero estas historias son profética y bíblicamente fundamentales para todo lo que discutiremos. Si has oído estas historias antes, ten paciencia conmigo. Si es la primera vez que escuchas estas historias, comprenderás por qué estoy atrapado por Dios para convocar a la Iglesia mundial a los 40 días de ayuno y a las temporadas largas de ayuno y oración durante este momento y década de gestación. 

   En 1999, un líder de YWAM me pidió que lo ayudara a convocar al mundo entero a un ayuno de 40 días para soltar la cosecha del nuevo mileno. Yo pensé dentro de mí, «Señor, nadie sabe quién soy. Pero si éste eres tú, haz que un profeta me llame con un sueño de que estoy volando un avión y lanzando una bomba atómica.» Había una razón por esta petición que parecía irrazonable. En ese momento, estaba leyendo un libro que sería fundamental en mi vida: Ayuno y Oración – El Poder Atómico De Dios, de Franklin Hall. ¡Esa noche, un profeta me llamó con ese sueño exacto! ¡Estaba volando un avión y lanzando una bomba atómica! ¡Whoa!

  Fue en 1946 cuando Franklin Hall publicó este folleto y comenzó a esparcirse por todo el mundo. Parecía como si durante toda una temporada el espíritu y la gracia del ayuno hubieran reposado en la Iglesia. Los reportes de ayunos en todo el mundo comenzaron a salir a la luz, con muchos testificando del poder sobrenatural y la salvación de Dios. Pero creo que pasó mucho más. Ahora estoy convencido de que un periodo mundial de ayuno y oración precipitó una cosecha milagrosa mundial. Franklin Hall dijo que de 1946 a 1950 fué una era de ayuno. En 1952, Hall y su equipo publicaron y distribuyeron por todo el mundo doscientos mil libros Poder Atómico y más de seis millones de piezas de literatura. 

   Dentro de un año del lanzamiento del libro Poder Atómico de Hall, evangelistas de sanidad como Oral Roberts y T.L. Osborn lanzaron sus ministerios con ayunos prolongados. T.L. Osborn leyó el libro de Hall en 1947 y se sintió conmovido para comenzar a hacer ayunos largos, que lo lanzaron a una de las carreras evangelísticas más notables. Cientos de miles de personas asistieron a sus cruzadas. Sanidades y liberaciones milagrosas ocurrieron. Osborn agradeció a Hall por su impacto a través de ese libro, diciendo: «Nuestras vidas han sido revolucionadas por el ayuno y la oración.» Oral Roberts ayunó siete meses en 1947 y luego su famoso ministerio de sanidad estalló.

  El boletín de Franklin Hall declaró que, «algunos de los otros ministros (no demasiado conocidos en ese entonces) que tuvieron experiencias importantes con el ayuno debido a  nuestros escritos en la era del ayuno de 1946 a 1950 y que también se hicieron famosos (como evangelistas de sanidad) son: Wm. Freeman, Gordon Lindsay, A.A. Allen, O.L. Jaggers, Gayle Jackson, Oral Roberts, David Nunn, Wm. Branham, W.V. Grant, Wm. Hagen, Dale Hanson y Tommy Hicks» (No Llores por mi Argentina).

   ¿Ves el patrón? Evangelistas desconocidos redescubrieron el poder del Ayuno de Jesús (el ayuno extendido sin comida) y una recreación divina del poder de Jesús explotó en la tierra. Eso fue hace más de 70 años. Los enfermos y los moribundos, los acosados y los indefensos, suplican por una nueva manifestación del poder sanador de Jesús. Y nosotros, los hijos de estos precursores pentecostales, ¿no volveremos nuestros corazones a ellos y al sacrificio del ayuno de 40 días? ¿Y si miles de personas por todo el mundo entraran al Ayuno de Jesús? ¡Yo te digo, que los estadios se llenarán en todo el mundo y vendrán en masas a Jesús, que es el Salvador, Sanador, Bautizador y el Rey que viene pronto!

Esto no es teoría, amigos. Esto es lo que sucedió cuando hombres y mujeres leyeron Poder Atómico. Y esta serie devocional de 40 días es su testimonio. ¡Aún hay más por venir sobre Tommy Hicks y el resto de estos hombres!”

Oración:
¡Dios el todo poderoso! ¡Te clamamos! Desata tu poder atómico espiritual a través de mi vida y de tu iglesia. ¡Suelta un poderoso bautismo mundial del Espíritu Santo para que podamos ser tus testigos!

Pin It on Pinterest

Share This