fbpx

Guía de ayuno

Para este llamado a entrar al ayuno prolongado, debemos prepararnos adecuadamente para que el ayuno pueda honrar a Dios y cumplir su propósito. Quiero compartir algunos pensamientos de nuestras propias experiencias para ayudarte y alentarte.

1. Busca consejo médico si eres mayor o tienes problemas de salud.

2. Ayuna y ora para humillarte y purificar tu adoración

Al ayunar no estamos tratando de obtener algo de Dios; estamos tratando de realinear los afectos de nuestros corazones con Sus afectos. Hacemos guerra santa a los “placeres que hacen guerra contra el alma,” abriendo el camino para una mayor sumisión al Espíritu Santo. La lujuria es una forma perversa de devoción. El ayuno nos permite limpiar el santuario de nuestros corazones de tales ídolos.

3. Tóma tiempo para orar y leer la Palabra

Esto puede parecer obvio, pero el ajetreo y las distracciones pueden alejarte de tus devocionales. Leer libros con testimonios de victorias obtenidas a través del ayuno te animarán. Regístrate en TheJesusFast.com para programar tu ayuno y fortalecerte via correos electrónicos.

4. Ten un objetivo claro en el cual enfocar tu oración

Sin una visión (una meta de oración clara y profética), el pueblo perece. Durante un ayuno, tengo cuatro o cinco metas de oración que he definido claramente. Cuando no estoy profundamente motivado por un objetivo claro, ¡normalmente ayuno hasta el des-ayuno! Escribe tu visión para que puedas alinearte a ella.

5. Haz el ayuno con otra persona

¡Dos son mejores que uno! Animamos a los jóvenes a que lo hablen con sus padres antes de comenzar el ayuno. Los padres y los niños deberían ayunar juntos.

6. No te sientas condenado si fallas

El dilema de “ayunar o no ayunar” puede ser una herramienta del enemigo. Aunque llegues a fallar varias veces, Dios siempre extiende su gracia. Haz un ‘reinicio” y continúa donde lo dejaste.

7. Esposos y esposas, consideren la abstinencia sexual para dedicarse a la oración (1 Corintios 7:5).

8. Determina la duración del ayuno antes de que comiences, no después

  • Un ayuno total es sin agua. Esto es extremadamente duro para el cuerpo. No lo hagas más de tres días.
  • Un ayuno solo con agua es una experiencia muy desafiante pero profundamente espiritual. Muchas personas pueden soportar cuarenta días con agua solamente, aunque esto depende del peso y el metabolismo.
  • Un ayuno de jugo de frutas y verduras te permite comenzar el ayuno, además de darte suficiente energía para aguantar el día a día. La mayoría de las personas pueden hacer un ayuno con jugo de 40 días.  Si eres adolescente, por consideración a tu salud y metabolismo, te recomendamos hacer este ayuno tomando jugos y batidos de proteína, para  mantener tu energía.

9. Prepárate Físicamente

Dos días antes de tu ayuno, limita tu consumo de alimentos a solo frutas y verduras. Las frutas son un limpiador natural y fácil de digerir. Deja de tomar café antes del ayuno. Prepárate para las molestias mentales, como la impaciencia, el mal humor y la ansiedad. Vas a sentir molestias físicas. También podrías experimentar mareos, dolores de cabeza u otros tipos de dolores. Los dolores de cabeza no son necesariamente una señal para dejar de ayunar. Tu cuerpo solo se está adaptando y preparando para limpiarse de impurezas.

10. Prepárate para la Oposición

En el primer día de tu ayuno, puedes estar seguro de que las donas van a aparecer en la oficina o en tu clase. Tu cónyuge (o tu mamá) de repente se inspirará a cocinar tus comidas favoritas. ¡Pero tómalo como un reto a vencer en el nombre de Dios! Muchas veces se puede sentir una tensión emocional mayor en el hogar. Los ayunos son tan difíciles para mi esposa como para mí. Satanás tentó a Jesús en Su ayuno, y debemos esperar lo mismo. El desánimo puede venir como un diluvio, pero reconoce la fuente y toma tu lugar en la victoria de Cristo.

11. Ayuna en Secreto

No presumas de tu ayuno, pero tampoco trates de ocultarlo a toda costa si alguien te pregunta.  Si es necesario bastará con dejarles saber que no deseas comer. A veces mientras más tratamos de ocultar algo más evidente se hace, por tanto sé discreto, pero transparente y sigue adelante.

12. Termina los ayunos prolongados con jugos de fruta y/o sopas ligeras.

En un ayuno de jugo ligero o en un ayuno de agua, el sistema digestivo cambia. Puede ser peligroso si comes mucho o muy rápido. Rompe el ayuno lentamente tomando durante algunos días jugos no cítricos, continuando con frutas y verduras. Cuando rompí uno de mis primeros ayunos de agua, comí demasiado rápido y casi fui hospitalizado. ¡Ten cuidado!

13. Descansa lo necesario y haz ejercicio.

14. Si estás embarazada o amamantando, no ayunes. PUNTO.

15. Espera recibir dirección de Dios de distintas maneras: en la Palabra, sueños, visiones, o revelaciones.

Daniel se preparó para recibir dirección mediante el ayuno (Daniel 10:1-3). La escritura también habla de una recompensa por el ayuno (Mateo 6:18). Ten la expectativa de que Dios se comunicará contigo en maneras especiales.

16. A menudo los avances y rompimientos vienen después del ayuno.

No escuches la mentira de que nada está pasando. Tengo la convicción de que cada ayuno hecho en fe será recompensado.

Quiero recomendar un recurso para el ayuno por el Dr. Bill Bright. Su obra me inspiró a mi y a muchos otros años atrás a tirarnos dentro de este estilo de vida.

THANK YOU!

Share this with someone!

Lou Engle Ministries exists to mobilize fasting and contending prayer, to envision and empower Stadium Christianity, and to mobilize justice prayer movements into the nations of the earth. 

© LOU ENGLE MINISTRIES 2020

Pin It on Pinterest

Share This