fbpx

«El número de misioneros en el campo depende completamente en la medida que alguien obedezca ese mandato (Mateo 9:38) y los obreros sean enviados debido a su oración.» – Andrew Murray

Ahora nos lanzamos a orar, lo que creo, es el versículo más revolucionario de la Biblia para la activación de los evangelistas y misioneros necesarios para recoger la cosecha al final de la era. “La cosecha es abundante, pero son pocos los obreros —les dijo a sus discípulos—. Pídanle, por tanto, al Señor de la cosecha que envíe obreros a su campo.” Observa que el problema no es la cosecha abrumadora. ¡NO! El problema es que no hay suficientes trabajadores para cosechar la cosecha. La solución al problema: una oración que haga temblar el cielo y la tierra!

Mis convicciones son simples:

  1. Cristo mismo ordenó, no sugirió esta oración.
  2. En general hemos descuidado esta palabra, por lo tanto, su potencia nunca se ha probado completamente
  3. La historia depende de su cumplimiento. Nuestro descuido de esta oración nunca fue aceptable, por lo tanto, menos ahora.

Profetizamos hace 7 años que The Send en el Estadio Camping World significaría un cambio masivo hacia un nuevo día de evangelización y misiones. Si esto es verdad, entonces este versículo está a la vanguardia de esta nueva ola de cosecha global. En este único pasaje de las Escrituras, se nos ha confiado el combustible para el avivamiento global. Mateo 9:38 contiene suficiente dinamita para provocar una reforma mundial del evangelismo y las misiones, para movilizar a decenas de miles de misioneros y reformistas, y literalmente traer de vuelta al Rey.

    Me atrevo a decir que la ausencia de una cosecha final y magnífica no se debe principalmente a la falta de un esfuerzo o compromiso misionero sincero, sino principalmente a la incoherencia, negligencia y poca pasión con la que hemos atendido a este versículo, porque es la estrategia más elemental del Señor de la cosecha. Si Andrew Murray tiene razón en que el número de misioneros en el campo DEPENDE TOTALMENTE de esta oración, entonces la iglesia en todo el mundo debería estar orándola día y noche incesantemente. Que la Iglesia en todo el mundo reconozca que el programa del cielo para la evangelización es una idea de oración marcada con letras rojas, una idea cuyo tiempo ya ha llegado por completo. A partir de hoy, que todos los que leemos, hagamos un compromiso radical de asumir el mandato de Jesús de orar urgentemente este versículo con fe y pasión sabiendo que Su palabra no volverá vacía, sino que cumplirá el propósito para el cual fue enviada.


Oración:

¡Señor de la cosecha, te suplicamos junto con miles de personas más en todo el mundo que ‘ekballo’ los trabajadores a los campos de cosecha de la tierra! Clamamos por un envío masivo. Señor. Pedimos que 80 millones de almas sean salvadas en Estados Unidos y 200,000 misioneros sean enviados. Hazlo por todo el mundo. Pedimos que 100,000 millones de creyentes evangelicen en el mes de mayo con Go2020. Libera la cosecha de mil millones de almas mientras el poder atómico del ayuno despeja los cielos para que la predicación del Evangelio emerja con poder.

Pin It on Pinterest

Share This